Urbefincas

Tenemos que sustituir halógenos por LED

En este mes de septiembre nos despedimos de la bombilla halógena. La Unión Europea ha decidido que a partir del 1 de septiembre no se vendan más halógenas que las que queden en los stocks de los comercios por lo que cada vez será más difícil encontrarlas y habrá que ir sustituyéndolas por la tecnología LED. Se calcula que las existencias se agoten en aproximadamente seis meses.

El principal argumento para el cambio está en el ahorro energético que se cifra en un 80%. Aunque el precio de una bombilla LED sea entre dos y tres veces superior a la incandescente, se estima que la inversión económica se recuperará entre uno y dos años ya que la duración de éstas lámparas es mayor llegando a superar las 40.000 h de actividad.

Otra de las razones del cambio está en la eficiencia energética y la producción sostenible. Las lámparas halógenas transmiten un 80% de calor y solo un 20% de luz, y su sustitución reducirá de forma importante la emisión de CO2.

El cambio de una bombilla halógena a una LED no tiene por qué resultar complicado ya que los casquillos instalados normalmente en las viviendas suelen estar ya adaptados. No obstante aquí os dejamos un vídeo para comprobar lo fácil que es la sustitución de un halógeno por una bombilla LED.

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *