Urbefincas

¿Por qué instalar cámaras de vídeo vigilancia?

Estamos viendo estos días cómo las cámaras de vídeo vigilancia instaladas en las comunidades de propietarios ayudan a las víctimas de agresiones. El pasado día 20 de noviembre unas imágenes de una brutal paliza en un portal de un domicilio de Alicante, sirvieron para denunciar los hechos e identificar al agresor.

Afortunadamente este suceso no es el que habitualmente pretenden denunciar desde las comunidades de propietarios; por lo general lo que se intenta es disuadir a los que protagonizan actos vandálicos causando destrozos en zonas comunes o sustrayendo algunos objetos o elementos como los extintores, cerraduras etc.

Hemos visto incluso como en estas fechas de Navidad llegan a desaparecer hasta los árboles y los adornos decorativos.

A la hora de pensar en la colocación de estos dispositivos en una comunidad de propietarios debemos tener en cuenta que existe una legislación que por supuesto hay que cumplir. Recordamos aquí algunas de las condiciones que nos exige la ley para evitar problemas futuros de convivencia entre los vecinos.

  • Es necesario contar con el acuerdo de las 3/5 partes de los propietarios, que a su vez representen las 3/5 partes de la cuota de participación. Si un vecino no está de acuerdo con la colocación tendrá que acatar la decisión tomada por mayoría ya que dichos acuerdos son tomados en beneficio del interés general y no el derecho individual.

 

  • Se debe registrar el fichero de datos correspondiente en la Agencia de Protección de Datos.
  • Es obligatorio colocar carteles informativos de las zonas vídeo vigiladas para que todo aquel que pase por las zonas en las que se toman imágenes sean informados. Por supuesto los carteles deben estar situados en lugares perfectamente visibles.
  • Las cámaras debe orientarse a zonas comunes. En ningún caso se podrán grabar espacios o zonas privadas.  Por ejemplo, si grabamos en garajes, tendremos que tener en cuenta que hay trasteros de propiedad privada con lo que no podrá grabarse su interior.
  • Las imágenes no podrán almacenarse más de 30 días como norma, salvo en aquellos casos en los que se aporten como prueba.
  • Las imágenes no puede verlas cualquiera que las solicite.  Existe un responsable del tratamiento de las imágenes que suele ser el presidente de la comunidad y la empresa que recaba las imágenes, ellos son los únicos que pueden tener acceso a esas imágenes.

Es importante contar con un administrador de fincas colegiado que podrá informar a todos los propietarios del inmueble donde se pretende colocar el sistema de vigilancia y  gestionar todos estos requisitos con la empresa instaladora con el fin de garantizar el cumplimiento de toda la legislación.

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *