Urbefincas

El administrador, colegiado por sentencia

Para ser administrador de fincas, hay que estar colegiado. Esta es la conclusión más clara que se extrae de la sentencia del Tribunal Supremo dictada recientemente en Madrid. La balanza de la justicia se ha inclinado en este caso hacia la colegiación como única forma de poder ejercer y ha sido gracias a la labor del Consejo General de Administradores de Fincas de España, que en su intento de proteger la profesión recurrió una sentencia del Tribunal Superior de Madrid.

Se cierra así un caso en el que una empresa se inscribía con la denominación de Asociación Profesional de Administradores de Fincas, lo que podría dar lugar a clara confusión.

La sentencia clarifica que Asociación Profesional de Administradores de Fincas no es igual que Colegio Oficial de Administradores de Fincas, al igual que no es lo mismo empresa que asociación. Esto es lo que el Tribunal argumenta en su sentencia protegiendo la profesión frente a otras actividades ni oficiales ni colegiadas. De hecho la sentencia recoge que el propio Consejo General de Administradores de Fincas de España tiene registrada en la Oficina de Patentes y Marcas nacional la Asociación de Administradores de Fincas de España, en un intento por evitar precisamente la confusión con los términos.

En Asturias, según datos del Colegio de Administradores de Fincas del Principado hay 350 despachos con administradores de fincas inscritos como colegiados, que ejercen labores de administración, y ésta es la única fórmula para poder realizar esta actividad.

El administrador de fincas gestiona el 80% del parque total de la vivienda en España cuya colegiación implica una garantía de servicio.

En una encuesta realizada por SIGMADOS, el 80% de los españoles considera que la profesión de Administrador de Fincas debería incluirse en aquellas en las que es obligatorio estar colegiado, y si hablamos de percepción del ciudadano casi el 68% de los mismos piensa que el trabajo de los administradores de fincas colegiados es fundamental para la seguridad jurídica de los propietarios.

Por tanto y como parte de la lucha de todos los administradores de fincas representados por el Consejo General de Administradores de Fincas, desde Urbefincas, nos sentimos muy satisfechos con esta sentencia, ya que contribuye a poner en valor nuestro trabajo y respalda la labor que se está llevando a cabo para que, al igual que otras actividades profesionales, ya sean técnicas, jurídicas o relacionadas con la salud, la actividad del administrador de fincas se mantenga regulada bajo la colegiación obligatoria para mejor servicio a los clientes y mayor garantía para los ciudadanos.

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *